Una Predicación Bíblica y pertinente

Grupos de Conexión en los Hogares

Ministerio de niños

Nuestro compromiso es con laPalabra de Dios La Biblia puesCristo es el único  que puede trasformar los corazones y el entendimiento del ser humano.

Un grupo de conexión se reúne una vez a la semana en los hogares con el propósito de hacer a Cristo conocido en nuestra comunidad y en las naciones en un ambiente de compañerismo, enseñanza y oración. A través de las células podrás crecer espiritualmente, tener comunión con los hermanos, tener quien ore por usted y así se sentirá pastoreado.

Estamos comprometidos con plantar la semilla del Evangelio de Jesucristo con enseñanzas a los niños según sus edades.

Yo soy la Vid y ustedes son las ramas. El que permanece en Mí, como Yo en él, dará mucho fruto; separados de Mí no pueden ustedes hacer nada.  Juan 15:5

Alabanzas inspiradoras

Ministerio de jóvenes

Nuestro culto no es un culto religioso, es un culto de adoración a Dios. Nuestro estilo de canciones es contemporáneo, que le motivaran a adorar a Dios con el corazón y con el entendimiento.

Los jóvenes enfrentan grandes retos en sus vidas, es por esto que tenemos un ministerio que les ayudará a enfrentar esos retos a la manera de Dios con las herramientas que da el Evangelio.

Discipulado Multiplicador

Creemos que Cristo nos llamó a hacer discípulos para multiplicarnos con el propósito de hacer a Cristo conocido.

Un poco de nuestra Historia

La Iglesia Bautista La Gracia comenzó como un grupo pequeño en el año 1992 fundada por el Pastor Carlos Pacheco. Desde su fundación hemos sido parte de la Convención de Iglesias Bautistas del Sur de Puerto Rico.

Desde el año 1998 estamos ubicados en el Bo. Diego Hernández, Sector Cotuy de Yauco sirviendo a la comunidad. En el año 2010 el Pastor Junior Martínez fue ordenado y enviado a pastorear la iglesia.

A partir de los años siguientes comenzó la revitalización de la iglesia donde el mismo Dios ha sido quien ha dado la Visión de ser una iglesia que entiende que la misión es más grande que las estructuras y donde hacer discípulos es vital para plantar y revitalizar iglesias. Donde juntos, creciendo en el amor a Dios somos enviados a hacer a Cristo Conocido.